Tendencias de redes inalámbricas impulsan cambios en las redes fijas

0
16

La tendencia hacia 5G y la densificación de las redes inalámbricas impulsan el despliegue de fibra óptica dentro de las redes fijas.

La cantidad de contenido en línea va creciendo día con día, provocando un alza considerable en los datos que circulan por las redes de todo el mundo. Según proyecciones de Cisco, el tráfico de datos IP (Internet Protocol) global crecerá un 24% anualmente para el 2021, para entonces, los datos de videos en internet representarán el 82% de todo el tráfico IP. Cosas como la creación de contenidos de mayor calidad, resolución y tamaño dentro de plataformas populares de video como Netflix y Youtube, y la inminente llegada del 5G han obligado a los operadores de servicios a reconsiderar la manera en la que despliegan sus redes.

“Algunas de las tendencias alámbricas más importantes provienen de la industria inalámbrica,” comentó al respecto Erik Gronvall, VP Service Provider Strategy en CommScope. “Los operadores de redes fijas ahora deben tener en cuenta factores distintos a los que tenían que considerar antes. Por ejemplo, la cantidad de aparatos inalámbricos y dispositivos IoT (Internet de las Cosas) en el borde de la red que requieren energía, así como los diferentes tipos de adquisición de sitios. Estas tendencias impulsan a los operadores a pensar en sus redes de una manera más holística y convergente”.

A pesar de que, durante los próximos diez años, se sigue esperando que el 4G / LTE domine en los mercados de más rápido crecimiento, las innovaciones que traerán consigo tendencias como el 5G redefinirán las arquitecturas de red tal y como las conocemos. Varios de los aspectos más llamativos de esta tendencia, como banda ancha mejorada, vehículos conectados e IoT a niveles industriales, sólo alcanzarán su máximo potencial si los operadores convergen sus redes alámbricas e inalámbricas para maximizar la capacidad de la red y compartir recursos.

“Las líneas, de por si borrosas, entre las redes fijas e inalámbricas están desapareciendo,” agregó Erik Gronvall. “Un factor importante detrás de esta convergencia es la eficiencia económica. Por ejemplo, normalmente los operadores inalámbricos deben arrendar fibra oscura y circuitos para conectar los cell sites a los centros de conmutación móvil (MSC, o Mobile Switching Center por sus siglas en inglés), un gasto importante que ahora puede ser manejado de manera interna a través de un operador de red fija/inalámbrica”.

La generación actual de consumidores tecnológicos se está perfilando para redefinir las prioridades de los administradores de red. Si se considera que 96% de la “Generación Z” posee un smart phone, y pasan 74% de su tiempo en línea(1), cumplir con la demanda cada vez mayor de ancho de banda y conectividad se encuentra entre los principales desafíos a superar.

“El 5G espera crear la “red de redes”, lo cual significará un mayor ancho de banda y una latencia más baja, como nunca antes. Es necesario que los operadores de redes se modernicen y preparen si se quiere obtener el máximo beneficio de estas tendencias. Adquirir una visión enfocada al futuro es un requisito para poder contribuir al crecimiento y éxito de estas tecnologías, así como al desarrollo tanto de las redes inalámbricas como alámbricas,” finalizó Erik Gronvall, VP Service Provider Strategy en CommScope.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here