Lanzan plataforma colaborativa que permite a empresas, personas y ONG preservar ecosistemas y parques naturales

0
3

La conservación de la naturaleza tiene un nuevo aliado. Se trata de PIC (Preserve in Community), una plataforma online que promueve el cuidado y la protección de ecosistemas y parques naturales mediante un sistema colaborativo, transparente y trazable.

Desarrollado por un grupo de jóvenes chilenos, esta aplicación ha ido mutando desde su creación en el 2015, luego de haber obtenido el segundo lugar en el concurso “MIT SloanLatin American Startup Competition”, organizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), y tras haber participado en el programa de emprendimiento de impacto social RichiSocial Entrepreneurs en Boston, EEUU. En ambos casos, recibieron recomendaciones y apoyo acerca de cómo hacer que esta plataforma fuese más participativa, abierta y que genere valor a todos los actores que participan de esta red.

“El principal cambio fue hacer de esta aplicación un sistema más inclusivo y transparente”, explica Diego Rigo-Righi, Gerente de Operaciones de PIC. “En la práctica esto implica que cada donación es trazable y que hay incentivos para que además de las personas interesadas en el cuidado del medio ambiente se sumen empresas, fundaciones y ONG. De esta forma, estamos construyendo comunidad en torno a la preservación de la naturaleza y la sustentabilidad ambiental”, agrega.

Cada proyecto de conservación se divide en PICs, que es el área a ser preservada de un terreno en particular. Así, cada PIC es un metro cuadrado de tierra, que cuesta un dólar (1 US$) preservar al año. Una vez que la persona o empresa compra un PIC, aparece su foto en el lugar que se está conservando. “Con PIC la preservación deja de ser anónima y tiene rostro”, explica Manuel Moller, Gerente General de PIC.

Una de las novedades de esta nueva versión de PIC es que permite a las ONG publicar proyectos para conservar/preservar y a las empresas elegir dónde hacer una donación. “La gran beneficiada es la naturaleza, ya que este es un sistema transparente que canaliza y promueve el involucramiento de las personas y empresas en iniciativas de sustentabilidad y conservación”, agrega.

En PIC explican que han desarrollado experiencias piloto en las cuales participan las personas a través de las redes sociales, con proyectos de conservación a cargo de fundaciones u ONG. Por ejemplo, ya están trabajando con Wheel theWorld; WCS Chile; Torres del Paine Legacy Fund; Corporación Bosques de Zapallar; Legado Chile y Corporación Cultiva. Al cierre de 2017, ya suman 1.732 pics conservados, equivalentes a US$ 1.732 invertidos por chilenos, australianos y norteamericanos. “Con PIC cada persona puede ver su aporte, su metro cuadrado que es protegido por una entidad independiente, como una ONG o fundación. El propósito es acercar a la gente a la naturaleza y fortalecer nuestro vínculo con ella, permitiendo abrir nuevas áreas manejadas al público”, explica Moller.

En el lanzamiento de la nueva versión de Preserve in Community, realizado el 22 de diciembre en Santiago, evento que contó con la participación como oradores del ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena; el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Alfredo Moreno; y de la directora de Wildlife Conservation Society (WCS), Bárbara Saavedra; se demostró cómo el sector privado puede canalizar sus donaciones o aportes a la conservación de la naturaleza en forma transparente y tangible a través de PIC.

Esta plataforma permite vincular a los donantes corporativos con proyectos gestionados por ONG de conservación. Existe una lista de proyectos, ya sea para proteger un área en particular, para construir un sendero de ecoturismo, o para desarrollar un estudio de flora y fauna endémica, por ejemplo, y las empresas pueden elegir qué iniciativa apoyar. De esta manera, sus donaciones son trazables y administradas por una entidad independiente. En Chile, la WCS, a través del Parque Karukinka, ya está participando en esta iniciativa.

“PIC permite a las ONG publicar proyectos, y a las empresas elegir dónde hacer una donación y beneficiarse de visibilizar las acciones genuinas que hace por la naturaleza, fortaleciendo su reputación y el vínculo con la protección de la naturaleza”, explica Rigo-Righi. Las personas no quedan al margen de este nuevo esquema, ya que, por ejemplo, cadalike que den en sus redes sociales a un determinado proyecto podría traducirse en un pic pagado por una compañía. Las opciones de participación son múltiples.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here